En las próximas semanas, la AFDEL, la FIM, la Gimélec, el Symop, el Syntec Numérique, la UIMM, el CEA, el CETIM, la ENSAM y el IMT constituirán una asociación dedicada a la Industria del futuro con una ambición común: convertir a Francia en un líder de la nueva generación industrial mundial, propulsándonos de este modo al centro de los nuevos sistemas industriales, y un objetivo concreto: que todas las empresas, en particular las Pymes, puedan beneficiarse de un acompañamiento operativo para que su herramienta de producción y su organización global sean más eficientes.

El acercamiento y la convergencia de los puntos de vista de los ecosistemas reunidos en torno a este proyecto de reconquista industrial (en los aspectos digital, mecánico, eléctrico, servicios, etc.), del mundo educativo y de la esfera política muestran la importancia que concedemos a la modernización y a la digitalización de las empresas industriales con un procedimiento específico dirigido particularmente a las Pymes de nuestros territorios.

Los nuevos sistemas industriales integran plenamente la transformación de nuestro ecosistema, a través de nuevas tecnologías de producción (materiales compuestos, fabricación aditiva, robótica avanzada, virtualización, etc.), de la gran integración de la tecnología digital (cloud, big data, cosas conectadas, etc.), del ahorro de los recursos naturales, del reparto de las funciones de diseño y de la fuerte revalorización del lugar que ocupa el hombre en la fábrica del futuro. Aunque Francia dispone de ventajas indiscutibles para desempeñar un importante papel en esta revolución industrial, se enfrenta a un auténtico reto, dada la exacerbada competencia mundial.

La industria del futuro, flexible, ágil y conectada, debe ser capaz de explotar enormes volúmenes de datos y de adaptarse continuamente a su entorno. Por tanto, requiere desarrollos tecnológicos punteros, impulsados también por los organismos de investigación franceses, reconocidos al más alto nivel mundial, en particular en los ámbitos de los sistemas digitales y del manufacturing. Además, esta transformación constituye una auténtica oportunidad para que la industria vuelva a ocupar el lugar que le corresponde en la sociedad por medio de la innovación, la calidad y el respeto del medio ambiente, pero también la formación y la difusión de las competencias. Esta difusión responde tanto a la necesidad de inserción social y profesional como a los retos de la empleabilidad presente y futura de nuestros empleados.

Entre las propuestas concretas de la asociación, figuran 3 acciones emblemáticas: la creación y la promoción ‑hasta finales de 2016‑ de más de 15 proyectos emblemáticos de dimensión nacional, e incluso europea, la sensibilización de más de 15.000 empresas en la transformación digital y el acompañamiento de 2.000 Pymes o Empresas de Tamaño Intermedio industriales en su proyecto de modernización, y el despliegue de plataformas tecnológicas accesibles a los industriales en todo el territorio francés.

Hemos deseado una movilización general de las empresas, del conjunto de los actores presentes (organizaciones profesionales, ministerios, entidades territoriales locales, organismos de investigación, etc.) para que las declaraciones de principios se reflejen en acciones concretas y de envergadura con objeto de que nuestras empresas ganen la carrera de la competitividad. Este plan y esta asociación responden a este deseo y nos alegramos por ello; prolonga y amplifica las acciones realizadas en el marco del plan 34 de la Nouvelle France industrielle.

Descargar el comunicado de prensa