El Big Data, el Internet de las cosas, la ciberseguridad, etc. son competencias cada vez más solicitadas. Aunque no representan tantas ofertas de puestos como las profesiones tradicionales del sector digital, como la de los sistemas de información, experimentan un gran auge. Estas son las principales tendencias puestas de manifiesto por el 9º barómetro del IMT realizado con motivo del Foro de telecomunicaciones celebrado el pasado 9 de febrero en París.

La crisis ha terminado para las profesiones del sector digital y de las telecomunicaciones. Después de un año 2016 muy favorable, las contrataciones deberían mantenerse a un nivel alto en 2017. Y quienes más se benefician de ello son los jóvenes ingenieros. Es lo que se desprende del barómetro IMT de las profesiones digitales pero, ¿en qué ámbitos?

Infografía de los resultados del 9º barómetro IMT de las profesiones digitales

Datascientist una nueva profesión estratégica

La transformación digital crea nuevas necesidades, comenzando por el análisis de datos masivos. En la auditoría/asesoramiento, el Big Data representa el 13% de las demandas de las empresas, según este barómetro IMT. Pero no es el único sector que busca analistas de datos. Están muy codiciados por los grupos de banca-seguros, así como por los grandes industriales comprometidos en amplios proyectos de digitalización. Elegida «profesión más sexy del siglo XXI» por la Harvard Business Review, el datascientist se ha convertido en estratégico.

Dado que en los grupos los datos en cantidades masivas son difíciles de interpretar, las deducciones de este especialista se refieren tanto a las cuestiones operativas como a la estrategia.

PSA lo ha convertido uno de sus expedientes de Recursos Humanos prioritarios. Por otra parte, junto a Criteo, Safran y BNP Paribas, el constructor colabora con la cátedra Machine Learning for Big Data de Télécom Paris. Una manera de formar a futuros talentos en este ámbito.

Digitalización de la industria y nuevas competencias

La digitalización de la industria también genera un soplo de aire fresco para nuevas competencias. En Renault Nissan, prácticamente todos los puestos de ingeniería están relacionados, directa o indirectamente, con las tecnologías digitales. Y cerca del 20% trabaja en el vehículo autónomo y conectado. El constructor contrata a ingenieros que también tendrían un lugar en Google o Airbus. La digitalización no sólo se refiere a la creación de productos, sino a todo el proceso industrial. Bienvenidos a la fábrica del futuro donde crean, por ejemplo, puestos de pilotaje a distancia para especialistas en el proceso industrial. En sala de control, ponen en práctica las acciones recomendadas por algoritmos matizándolas gracias a su conocimiento del terreno.

Ciberseguridad, un reto clave para las empresas y el empleo

Por último, pocas empresas se salvan: la ciberseguridad se ha convertido en un reto clave. La otra cara de la digitalización es que nuevos peligros online amenazan los sitios Web y los sistemas de información de las empresas como el ciberespionaje o los ataques a servidores. Se entiende que los especialistas en la seguridad estén tan cotizados en el mercado del empleo. La escasez de perfiles es real. Es difícil encontrar candidatos realmente cualificados, aunque las empresas ofrecen salarios superiores a la mayoría de los demás ámbitos de las IT. En todos los sectores, es una profesión que está en auge. Según el barómetro IMT de las profesiones digitales, representa el 13% de las necesidades de los operadores de telecomunicaciones y el 11% en la auditoría/asesoramiento y la industria.

Tecnologías de la web e IoT

Las tecnologías de la web también forman parte de las profesiones con futuro. La especialidad representa el 14% de las demandas de los editores de softwares. Expertos del posicionamiento web, desarrolladores (J2E, SQL, javascript, etc.), UX designer… son algunas de las especialidades en boga donde la escasez de candidatos corre el riesgo de perdurar. Los desarrolladores Full-stack, “navajas Suizas” de la codificación que saben construir completamente una aplicación, siguen siendo muy solicitados.

Por otra parte, los especialistas del internet de las cosas son cada vez más apreciados, sobre todo en la auditoría/asesoramiento, los servicios y para algunos operadores como Orange. Las cosas conectadas ponen en juego numerosas competencias que van de la electrónica a la programación pasando por la integración o la optimización energética. Hardwares y softwares se combinan formando sistemas complejos. Por tanto, en este ámbito, una gran polivalencia se percibe como una auténtica ventaja.

Metodología

62 empresas presentes en el Foro de telecomunicaciones en París-Porte de Versailles el 9 de febrero de 2017 respondieron al cuestionario.

Los sectores representados fueron los siguientes: Auditoría/asesoramiento, Operadores de telecomunicaciones, industria telecomunicaciones y electrónica, ESD (Empresas de servicios digitales) e ingeniería, otras industrias, servicios (excepto ESD)

Una encuesta realizada desde 2009

El Foro de telecomunicaciones permite que se reúnan estudiantes y un centenar de empresas de sectores muy diversificados (nuevas tecnologías, banca, seguros, auditoría, asesoramiento e incluso automóvil) que necesitan contratar jóvenes ingenieros titulados, para ocupar puestos realizar prácticas.

Desde 2009, el Observatorio de Profesiones realiza una encuesta de coyuntura a las empresas presentes para identificar tendencias para el año en curso.