Este acuerdo se firmó el 28 de octubre en el Palacio del Elíseo en presencia de François Hollande y del presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, de visita en Francia. Se refiere a la investigación, la innovación y la formación en el ámbito de la tecnología digital y sus aplicaciones en los sectores denominados “verticales” como la energía, la salud/biología, los transportes, el medio ambiente, la industria agroalimentaria y las finanzas.

Una colaboración en la investigación, la innovación y la formación

Más concretamente, este acuerdo se refiere a proyectos de colaboración pluridisciplinarios y a plataformas tecnológicas desarrolladas conjuntamente (particularmente sobre Big Data y el Internet de las Cosas). Estas plataformas serán los soportes de proyectos que van de la genómica a la detección automática de fraudes durante pagos desde dispositivos móviles, y de la optimización de los pastos a la optimización energética. El modo de funcionamiento se basará en inversiones comunes, intercambios de investigadores y de expertos y en la dirección conjunta de doctorandos.

El acuerdo también se refiere a la innovación y al apoyo al desarrollo de jóvenes empresas a través de las incubadoras existentes en los dos países. Permitirá apoyar el desarrollo continental de empresas francesas y la penetración de empresas sudamericanas en el mercado europeo.

En cuanto a la formación, este acuerdo se refiere a la creación de un grupo de expertos “Data Scientists” en Uruguay y a la acogida por ICT4V de alumnos de ingeniería del IMT en el marco de sus prácticas en el extranjero.

ICT4V: Un centro sobre el modelo del LINCS francés, abierto a toda América Latina

Creado el 25 de junio de 2015 en forma de una colaboración público-privada y con el apoyo del gobierno uruguayo, ICT4V (Information and Communication technologies for Verticals) cuenta con 14 colaboradores: 5 universidades y centros de investigación, 7 empresas y 2 organismos públicos. Sus locales se encuentran en un parque tecnológico que aporta un auténtico ecosistema. Este nuevo centro ya ha entablado relaciones estructurantes con otros países del continente como Brasil, Chile o Argentina, y tiene previsto ampliar su red en América Latina. Daniel Kofman, franco-uruguayo, profesor en Télécom Paris, es el promotor de este acuerdo que inició después de haber trabajado en la creación de ICT4V sobre el innovador modelo del laboratorio LINCS que dirige: “El modelo de ICT4V permite reunir a académicos e industriales en un único lugar, con una organización flexible y evolutiva e infraestructuras adaptadas. Esto permite desarrollar sólidas sinergias, acelerar los procesos de innovación y, sobre todo, crear valor social y económico.”

Para el IMT, es una oportunidad para intensificar sus relaciones tanto con Uruguay, país particularmente vanguardista en el ámbito de las tecnologías de la información, como con toda América Latina.

 

 

Descarger el communicado de prensa